febrero 20, 2021

Vino y psicología en San Valentín

by Carmen Cantos Mansilla in Entrevistas, Mejores Momentos de Vinos

Aprovechando el día más romántico del año, San Valentín, hablamos sobre la relación del vino y el amor. Isabel Ortuno, licenciada en Psicología, nos ofrece algunas claves para sacar el máximo partido en las celebraciones de San Valentín. Un anticipo: el vino tinto puede ser de gran ayuda.

Vino y psicología en San Valentín

Vino y psicología en San Valentín

El Día de San Valentín es una fecha muy especial para los más románticos. Una jornada en la que cada cual elige el momento y lugar para vivir sus momentos de intimidad con su pareja. Aunque, bien es cierto, que las relaciones han cambiado con la llegada de la pandemia.

Entre confinamientos y restricciones, María Isabel Ortuno, experta del gabinete de psicología desde Alcázar de San Juan, nos da las claves para volver a recuperar la intimidad con nuestras parejas. Una intimidad en la que el vino tinto puede ser de gran ayuda por sus propiedades. Si es de la Denominación de Origen La Mancha, mejor que mejor.

Muchos saben que la convivencia es la enemiga de la pasión. Desde luego que ahora más nunca, en estos tiempos, la psicología y al fuerza mental son muy necesarios en el día a día. Isabel Ortuno nos cuenta por qué esta pandemia nos está volviendo más fríos y cuáles son las claves para volver a recuperar esa ‘llama’ olvidada.

Una de esas claves, según Isabel, puede radicar en una copita de vino y una buena conversación. Y es que recuperar la comunicación entre parejas es fundamental y las propiedades que contiene el vino tinto pueden ayudar a ello:

  • Aumenta el ‘apetito’ sexual en las mujeres. El vino tinto puede tener relación con la capacidad vasodilatadora de unos componentes específicos del vino: los flavonoides;  pigmentos naturales que protegen al organismo del daño producido por agentes oxidantes.
  • Favorece la circulación sanguínea. Gracias a la acción de los ácidos fenólicos, el reveratrol y los flavonoides, el vino tino ayuda a activar la circulación sanguínea. Siempre amparado por un consumo moderado, ayuda a que la sangre llegue a las zonas erógenas con más facilidad.
  • Facultades para deshinibir. El alcohol que contiene el vino cambia la forma en la que funciona el cerebro, relajando la corteza frontal y disminuyendo las sensaciones que impiden disfrutar más, como las mencionadas anteriormente.
  • Más testosterona en hombres. El componente clave es la quercetina, un tipo de flavonoide que contiene esta bebida y actúa como un bloqueador natural de la eliminación de testosterona a través de la orina.
  • Menos estrés, más relax. El vino contiene un compuesto químico derivado del alcohol: el etanol. Este, siempre cantidades moderadas, estimula una parte del cerebro conectada con las reacciones que nos hacen sentir estresados o relajados: el hipotálamo.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies